Fue en 2006 cuando el chef Lucas Maes chocolateó a su mujer Susana Gallardo para un reportaje de portada que publicó la revista Fama. ¡Cómo pasa el tiempo! Y uno que pasaba por allí para deleite del chocolate belga y demás hermosuras, quedó prendado de afecto hacia esta pareja, lo cual, por otra parte, es relativamente fácil considerando la sencillez y bonhomía que desprende.

Con este dulce precedente y otros encuentros posteriores, no podía excusarme de la fiesta que organizaron recientemente para celebrar el décimo aniversario del restaurante que gobiernan en La Orotava, en una bonita casa que preside la salida 32 de la autopista del Norte hacia Puerto de la Cruz. Y junto a ella, una terraza fashionista que se viste en bancales y que acogió una velada muy grata gracias al ambiente y entorno, al agradable tiempo que nos regaló el Valle, a la atención recibida y a los acordes folk del joven grupo Amatista (Iván, guitarra; José, caja; y Drahcir, violín). Otro gran descubrimiento de Susana, que un buen día colgó la bata de enfermera para timonear los calderos de la nueva cocina que hilvana su marido en fogones propios y, de un tiempo a esta parte, también en el catering que sirve junto a Carlos Ascanio ora en Tenerife ora en cualquier otra isla canaria que demande sus atenciones gastronómicas, como acaeció reciente en La Palma.

Desconozco a qué hora finalizó el agasajo porque marché de los primeros, no por sosez (me quedé con las ganas de escuchar el segundo pase de Amatista), sino porque, como las gallinas, suelo acostarme pronto para atisbar el amanecer tacorontero al canto del gallo. Eso sí, no me fui a la francesa como suele mi primo Eduardo, sino que, cortés y complaciente, me despedí de los anfitriones, no sin antes grabar el teléfono de Susana en mi Smartphone para envidia de Ramiro Cuende, que circulaba cerca. Y ahora que, de nuevo, tengo el número, tendré que llamarla para consensuar algún que otro chocolateado que nos surja. Porque la vida, que diría Forrest Gump, es como una caja de bombones. Nunca sabes que te va a tocar.

Leave comment

Form Note