Los 4 de RAEvisión: María Calimano, David Cánovas, José Amaro Carrillo y Josep Vilageliú.

El profesor Fernando de Iturrate airea su vida social (nunca la privada) en Facebook y nos enteramos de que se ha ido de farra (un decir) con algunos miembros de la aristocracia cinéfila que ronda por estos pagos: Ramón González Trujillo, codirector del Aula de Cine de la Universidad de La Laguna, y los periodistas Daniel Millet y Paco Pomares. Y va e inmortalizan las copas con un selfie para saludable envidia del vulgo y en onda con la moda happy del autorretrato solo o bien acompañado, como es el caso. Hubiese estado bien infiltrarme en ese sanedrín canallesco, bohemio y próximo al far west, que, seguro, en poco se parece a aquel de Vegueta, aunque Pomares (un suponer) bien pudo colarse en cualquiera de ellos cuando escribía columna en el periódico La Provincia de Las Palmas.

En estas, la ocasión se pone propicia para emular convite tras la finalización de la tercera edición del festival de cortometrajes RAEvisión, celebrado el jueves en el Centro Integrado de Formación Profesional César Manrique de la capital tinerfeña. Y los integrantes del jurado (María Calimano, David Cánovas, José Amaro Carrillo y Josep Vilageliú) reconocen los talentos de jóvenes con ganas de despuntar. Tomás Wilhelm, Yaica Hernández, Elena Tejero, Cristo Bazzocchi, Kayla Padilla… enamoran a cuatro jinetes con muchas horas de cabalgadura. Y en la sala alguien vocifera: “¡Corre, Forrest, corre!”.

Las cervezas, en jarra y botella, se beben en el Ofra Park. No podíamos haber encontrado un escenario mejor en los aledaños del Instituto. A la mesa también se sienta Esther Delgado, veterana docente en el audiovisual. Y, al igual que el sheriff y su panda, charlamos de cine: el Yaiza Borges, Mararía, Antonio Betancort, Carmelo Gómez, Maribel Verdú, La punta del iceberg, Gerardo Herrero, los Aguere, el Víctor, Juan Carlos Fresnadillo, Esposados, Alejandro Amenábar y su Tesis y demás. El Festival de Cine de Málaga, al que nos apuntamos, el Sundance de Robert Redford, la dirección de Alfred Hitchcock y las maneras de las estrellas que tan bien retrata Truffaut en La noche americana (¡qué guapa Jacqueline Bisset!). Y el lado oscuro de Darth Vader y David Prowse. Y 1977. Y La Palma y su Bajada y el documental que espera en la gaveta. Scorsese, Kubrick, Tom Cruise y su última misión imposible. Y ¡qué buena está la ensaladilla, los pimientos de Padrón, las croquetas y la tortilla de bacalao! Secuencia de montaje.

María, David, José Amaro y Josep, los cuatro de RAEvisión, sostienen la velada que ya avanza hacia la medianoche y la supera. Conocen la tierra que pisan y la cuidan y fertilizan con amores, ajenos a contratiempos o a sin remites. Y cae un incorrecto pitillo (o dos) que se fuma bien porque el humo envuelve con gusto. Cautiva la atmósfera del cigarro. Será la película. Será que estamos seguros en halos de Filmoteca. Será el territorio Calimano.

Leave comment

Form Note