Ilustración: María Luisa Hodgson

Los políticos andan revueltos, tensos, a cara de perro. Los abandonos, desidias y retrasos en actuaciones provechosas para el bien común se erigen, ahora más que nunca, en arma arrojadiza. También, en cuestiones de urbanismo, se anuncia que lo que se ha demorado eternamente al fin se desbloqueará y verá la luz. Es el caso del Plan Especial de Las Teresitas que, según divulga José Manuel Bermúdez, se aprobará antes de que finalice el inmediato diciembre. Otros, como el consejero de Obras Públicas y Transporte del Gobierno canario, Pablo Rodríguez, dejan el anuncio efectista para después de las uvas: el Plan de Movilidad se presentará en el primer trimestre de 2019. De igual forma, es el momento adecuado para divorciarse, lo que en Canarias no desentona pues las Islas lideran las tasas de separaciones de España junto a Ceuta. Mundos chicos. No obstante, el alcalde de la Ciudad de los Adelantados, José Alberto Díaz, afronta esta realidad con entereza y no aparenta afectarle demasiado que sus dos concejales socialistas puedan dejarle en la estacada. En cualquier caso, Mónica Martín es firme valedora de la familia tradicional y, por el momento, no tiene intención de enfriar el lecho del primer edil pese a las amenazas del secretario de Organización del PSOE lagunero, Óscar Olave, ejemplo de virtud ideológica y coherencia marital cuando las elecciones asoman. De idéntica necedad bebe el diputado Gustavo Matos, empeñado en dejar solo a Carlos Alonso, lo que, por otra parte, haría muy feliz al líder nacionalista que no sabe cómo quitarse de encima a los cáncamos que tiene como socios. Aunque lo que de verdad preocupa a la máxima autoridad insular son los atascos en la TF-5. Quizá, por eso, se sumó a la delegación tinerfeña que visitó al papa Francisco con ocasión del Año Santo Jubilar que disfruta la Esclavitud del Cristo de La Laguna, presidida por Francisco Doblas González de Aledo. Lo que se haga es poco y la presunta intercesión del pontífice, con el apoyo del Padre Anchieta, para desatascar la perpetua congestión de la Autopista del Norte bien vale una misa en el Vaticano. Habrá que esperar al milagro. Entretanto, Alonso le da al mazo con el programa Pilotos Pioneros, que aspira a incentivar el uso del coche compartido. Sin embargo, la cosa no funciona. El noventa por ciento de los vehículos que circulan a primera hora de la mañana por este acceso al Área Metropolitana continúan ocupándose solo por una persona (datos oficiales). Y doy fe. Desde nuestro automóvil que rompe la tónica (viajamos cuatro o cinco, depende de los días) observamos como la práctica totalidad de las almas vecinas que se sitúan al frente del volante rehúyen la compañía. Prefieren el monólogo a la tertulia, el desespero al agrado, el rabo a la cabeza, el adagio al andante, el via crucis a las cuentas gloriosas. Con estos mortificantes, las rotondas y la parca lucidez gestora tenemos embotellamientos para rato. Paciencia y un gabinete de crisis que debería activar ya el dirigente del Cabildo para contrarrestar el calvario que le viene encima, aderezado con los mordaces vídeos y fotografías que se hincan en Facebook. El tormento de la carretera de marras puede llevarle al infierno. Por de pronto, Patricia Hernández, que fuera vicepresidenta del Ejecutivo autonómico y, en la actualidad, secretaria general del PSOE en la capital tinerfeña y postulante (además de) a la Casa de los Dragos, ya ha iniciado la ofensiva después de meses en el ostracismo mediático. Y lo ha hecho en el Parlamento, donde todavía tiene voz y voto, para largar que CC le lleva tomando el pelo a la gente durante cuatro lustros a raíz de las colas en la TF-5, las cuales “ocasionan que los ciudadanos del Puerto de la Cruz pierdan cinco días al año”. La crítica fácil, merecida y recurrente será habitual hasta el voto de mayo mientras las mentes pensantes no den carpetazo al suplicio rodado. Es la ley implacable de la selva electoral, que de algo entiende el compañero Salvador García Llanos, portuense de pro, presidente de la Asociación de la Prensa de Tenerife, jefe de Gabinete de Carolina Darias e histórico usuario del transporte público, para quien los traslados a la calle Teobaldo Power desde la Ciudad Turística, y viceversa, suponen los mejores momentos de la jornada para cultivar el intelecto, esbozar atinados artículos y cuadrar agenda. Lástima que Salvador sea una rara avis sobre el asfalto. Con muchos como él, aproximarse temprano a la montaña de Taco desde el noroeste de Nivaria no sería una tortura. Con muchos como él, ya que estamos, el Partido Socialista Obrero Español no hubiera entrado en la penosa deriva a la que está llevándole el doctorcillo Pedro Sánchez. Pero no todo está perdido. Ahí tienen al renacido Casimiro Curbelo. La agrupación que fundó a la sombra del roque de Agando crece y se extiende por el Archipiélago. El indiscutible líder gomero, que tras perder peso se parece cada vez más a Alfonso Guerra, consolida su opción socialdemócrata lejos de Ferraz. Es la constatación de la insoportable levedad del ser.

Los comicios de la próxima primavera supondrán una nueva salida para Patricia Hernández y demás servidores del pueblo que necesitan del sueldo gubernamental para llegar con holgura a fin de mes. Malditos vertederos de nuestra querida democracia. Show must go on!

Leave comment

Form Note