Ilustración: María Luisa Hodgson

Convocar las elecciones generales el 14 de abril, día en que se conmemora la proclamación de la Segunda República española, hubiera sido una provocación. La sangre azul de Felipe de Borbón e integrantes de la familia real y personas próximas a escribir con tinta verde (en honor al acrónimo “Viva el rey de España”) habría hervido hasta la ebullición y ya está la cosa bastante caliente como para incitar a los agitadores de banderas. Sin ir más lejos, la Universidad de La Laguna, en sintonía con una iniciativa promovida por varias plataformas estudiantiles de izquierda de la Autónoma de Madrid y seguida, hasta ahora, por veintiséis centros superiores de enseñanza de la patria nuestra, plantó este martes 19 de febrero siete urnas de cartón para conocer la postura de su comunidad sobre la monarquía. Al final, conforme a la usual baja participación electoral de los universitarios de la ULL, solo votaron 1009 almas. Eso sí, el noventa por ciento de ellas se decantó por derogarla. Un éxito para Daniel Escánez, estudiante de Ingeniería Informática y presidente de Canarias Republicana (organización impulsora del referéndum), quien tiene muy claro que a la jefatura del Estado no se debe acceder a través de la fecundación.

Espermatozoides y óvulos aparte, el escenario convulso, tedioso y de extremos ideológicos y partidistas irreconciliables invita a dar el paso a destinos más higiénicos o a desertar tras presenciar grotescas presentaciones aduladoras en la que el noble arte de la política acentúa su descrédito. Pena del aventurero mediático (Jesús Calleja), de la periodista emparentada con la telebasura (Mercedes Milá) y del tal Pedro Sánchez y su turbador colchón usado de alcoba presidencial.

Javier González Ortiz es uno de estos protagonistas del cambio. El que fuera secretario general de Coalición Canaria en Tenerife y, entre otros empleos de postín, consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Ejecutivo autonómico, cruzó la frontera en 2015 para reflotar la Mutua de Accidentes de Canarias, entidad que, tras ser intervenida por la Policía Judicial en 2009, no terminaba de coger impulso. De esta forma, reconociendo su capacidad de gestión, fue nombrado director gerente. Desde entonces, en tándem con Pedro Afonso (presidente), la MAC ha recuperado la excelente administración que se le presupone. Tanto es así que es la mutua con más implantación en las Islas (cuenta con la confianza de diecisiete mil empresas) y poco o nada tiene que envidiarle a las poderosas nacionales en ofrecer el mejor servicio al sufrido trabajador autónomo, al tiempo que sobresale por las acciones que acomete desde el área de Responsabilidad Social Corporativa, alrededor de 150 en 2018. De los habitantes de la Casa Elder me fío.

José Segura Claver también se apartó en 2015. Retomó la cátedra de Termodinámica en la Escuela de Náutica y Transporte Marítimo, dejando atrás una vasta y valorada trayectoria. Único socialista que ha presidido el Cabildo de Tenerife, fue, asimismo, alcalde de La Laguna, representante en las cámaras Alta y Baja, y delegado del Gobierno en Canarias. Pero la cabra tira al monte y, recién jubilado del trajín académico, acaba de aceptar la dirección general de Casa África en Las Palmas de Gran Canaria. ¡Qué necesidad, doctor! Sustituirá a Luis Padrón López, vinculado al exministro José Manuel Soria, y todo apunta a que se trata de un premio de Ángel Víctor Torres después de que no cuajara su candidatura (también se nominó a María Dolores Pelayo y Julio Pérez) a ocupar el cargo de diputado del común, posesión que recayó finalmente en Rafael Yanes, pese al rechazo de José Miguel Rodríguez Fraga y demás dirigentes del PSOE tinerfeño.

El caso es que el exregidor de Güímar, finalista del premio Planeta en 2010 con la novela Chacayca, que nos evoca el valle de Tenesora de García-Ramos o el pueblo de Femés de Arozarena, ha revitalizado al Alto Comisionado que vela por la defensa de los derechos y libertades de los vecinos del Archipiélago. Falta hacía, pues Jerónimo Saavedra estaba cansado, al igual que, en su momento, lo estuvo el ilustre Luis Cobiella  (el primer diputado del común), cuando asentó en su antología poética que “me canso únicamente / hasta el hastío / de juzgar, / de creer que los otros son más tontos al otro extremo de la iglesia, la empresa, la nación o el estadio; / hastío de creer que al otro lado militan los idiotas , malvados, incapaces, / mientras yo tengo, clave, la razón, la verdad, la solución, el juicio”.

Rafael Yanes tuvo que darse de baja del PSOE al aceptar el puesto en junio de 2018. Sin embargo, matizó que no podía olvidar sus convicciones de igualdad y justicia social, certezas que, sin duda, son inherentes a la responsabilidad que ostenta. Por el momento, inmerso en una exuberante actividad, ha anunciado que propondrá al Parlamento de Canarias que incluya la mediación dentro de la ley de la Institución, con el objetivo de que los organismos públicos estén obligados a comparecer en la resolución de los conflictos que les afecten ante la ciudadanía. Atina Yanes con esta medida que, esperamos, salga adelante. Además, de paso, homenajeará a Antonio Machado en el ochenta aniversario de su muerte: “¿Tu verdad?, no, la verdad; / y ven conmigo a buscarla. / La tuya guárdatela”.

 

 

 

 

 

Leave comment

Form Note